La luz que no cesa

Director/Guionista/Videógrafo/Editor

 

Resulta reconfortante observar los lazos que mantienen unidas a algunas personas. Me conmueve profundamente el compromiso intachable fuera de situaciones de vino y rosas…

 

Alba y Miguel son una pareja encantadora con un sentido del humor contagioso. Este verano formalizaron su relación en una preciosa ceremonia de la que habían planeado hasta el último detalle. Aunque su barcoya fue botado al mar hace más de una década, no fue hasta cuatro años después cuando entendieron que navegar, incluso por las latitudes más benévolas y acogedoras, nunca sería una tarea que pudieran delegar en el piloto automático durante demasiado tiempo…

Es muy lícito querer huir cuando se tiene miedo, correr hasta casi explotar el corazón cuando la presión se hace palpable a nuestro alrededor… Es humano, sin duda. Pero de igual manera es justo reconocer y aplaudir a quién permanece al pie del cañón, donde otros abandonan. A quién no se rinde consigo mismo ni con los demás. Eso también es una parte esencial de lo que nos hace humanos…

Con Alba y Miguel compartí rumbo durante una pequeña parte de mi travesía, suficiente para impregnarme de su enorme fuerza y aprender a mirar al horizonte sin olvidarme de reír en el ahora..