Ramas

Director/Videógrafo/Editor

 

Si nos preguntamos si somos una especie LONGEVA, la respuesta podría ser… depende. ¿Con qué nos comparamos?

 

Probablemente influenciado por el aroma que Juego de Tronos dejó impregnado en tierras ursaonenses y sevillanas, mi atención se dirigió hacia los árboles que enriquecen (y embellecen) la fisonomía de este marco geográfico singular.

Los efectos del tiempo no se hacen notar de la misma manera en estos parientes lejanos de los Arcianos, es más, algunos ejemplares notables albergarían entre sus ramasla genealogía de varias familias al completo, remontándose durante un buen número de siglos. A su lado, somos como “lágrimas en la lluvia”

Por este motivo, me pareció una buena idea que una de las fuerzas motrices de la naturaleza -del Universo- que perdura incluso cuando la energía que la nutre pierde alguno de sus generadores, el AMOR, pudiera transmitirse y encontrar el camino a través de estos maravillosos seres que tanto han visto, ven y seguirán viendo cuando ya no estemos. Así que, Cris y Xabi, se buscaron a través del tiempo y del espacio almacenado en estos titanes, hasta reencontrarse en un atardecer eterno…

Ya sabemos que lo importante no es tanto el tiempo que vivimos, sino lo que hacemos con ese tiempo del que disponemos. Con todo el cariño que les profeso, a Cris y a Xabi les deseo que encuentren siempre la mejor manera de utilizarlo.